De suegras, fechas y aceptaciones

¡Hola de nuevo a todas!

Estos días que no os he escrito han pasado algunas cosillas y he despejado muchas dudas.

Me tiré a la piscina de la ovodonación. He llegado a la conclusión de que tanto esfuerzo para no conseguir nada es una pérdida de tiempo y de dinero. Si, aún teniendo suerte y, consiguiendo un positivo, mi hijo naciera enfermo, me sentiría siempre culpable por haberme aferrado a mis genes en contra de las recomendaciones médicas.

Al principio, aceptar que mi hijo no se va a parecer a mí me provocó muchísimo dolor. No os voy a contar esto como un cuento de hadas porque no lo es. Hay mucho sufrimiento y muchas lágrimas detrás de la ovodonación. Hay que renunciar a muchas cosas para poder aceptar otras, pero se consigue.

Como os decía, al principio no paraba de llorar aunque sabía que la decisión era la correcta. Era pura tristeza y autocompasión, y no me gustaba estar así… Como en una montaña rusa de emociones. Con la mente fría, pero el corazón encogido, fui a ver a mi médico para comunicarle nuestra decisión. Como queremos ser padres de una vez, nos ha recomendado un pack a precio cerrado donde te garantizan 4 blastos. Son 8.900€ más el precio de vitrificar los embriones sobrantes. Sólo van a ponerme uno. Y es que tengo algo de sobrepeso e hipertensión, y eso ya es un riesgo de por sí.

Llevo más de un mes con anticonceptivas, esperando a mi donante, y este tiempo me ha venido bien para terminar de hacer mi duelo. Ya sólo me queda la esperanza, la ilusión y la alegría. Toda la tristeza se fue el día que me llamaron para anunciarme que ya tenía donante. El día 27 me dejaré las ACOs, y el día 19 de diciembre tengo la transferencia. ¡Cruzad los dedos por mí, chicas! Y por mi donante también, espero que todo le vaya muy bien y le agradezco de corazón lo que está haciendo por nosotros.

En cuanto a mi hipertensión, es emocional. Y no me extraña con la suegra que tengo. Algunas ya habréis visto en Twitter que el otro día me envió por WhatsApp un chiste sobre una pareja infértil. Muchas han pensado que era una broma, pero no. No lo era. Siento decir que mi suegra es así. Como me dijo una de vosotras, se le ha caído la empatía. Pero se le cayó hace muchísimo tiempo…

Ya no le cuento las fechas de mis transferencias, porque en las dos primeras me llamaba a todas horas preguntándome cómo me sentía. Si le decía que no sentía nada se ponía muy contenta y si tenía el más mínimo dolor casi me daba el pésame. Por mucho que le explicaba que era muy pronto para tener síntomas, que incluso si manchaba podía ser normal… Ella seguía agobiándome.

Así que aún está esperando a que me pongan los últimos dos embriones que tampoco quisieron quedarse conmigo. Pero va a esperar poquito ya 😈, porque el 19 le voy a colar el embri de ovodonación como si fuera mío… Sí, sí. Por pesada y por agobiante y porque si se entera de que no tiene mis genes me puede decir cualquier burrada y no estoy dispuesta a aguantarlo.

Al principio de casarnos, nos preguntaba que cuándo iban a ser abuelos. Inocentemente, le decíamos que estábamos en ello pero no venían. Un día coincidimos en su casa con una tía de mi marido, y me dijo la buena mujer: “¡Hay que ver cómo sois que no queréis hacer abuelos a estos dos pobrecillos, animaros!”

A mí se me cambió la cara, y le dije que si no venían no era culpa nuestra. La pobre mujer, abochornada, no hacía más que pedirme disculpas con la cara blanca. Cuando se fue, mi suegra cantó… “Es que como la familia preguntaaaa y vosotros no me habéis dicho qué contarles… Pues he dicho que como el trabajo no está seguro no queréis ser padres por ahora”.

Una respuesta que los deja a ellos como víctimas de la materialista e insensible de su nuera. No le costaba nada decir que ella no sabía y no preguntaba al respecto, o simplemente consultarnos antes de mentir sobre nosotros. En fin, podría contaros mil peores que ésta, pero no quiero acabar este post con malas energías. Ahora mismo estoy muy positiva y con muchas ganas de que llegue diciembre. A ver si tengo unas Navidades sin alcohol y muy felices. El día 3 tengo cita con mi médico para empezar a preparar el endometrio. Me ha dicho que esta vez no me va a hacer scratching ni me va a dar corticoides ni nada fuera de lo normal. Deseadme suerte, yo también os la deseo.

¡Qué salgan genial vuestras punciones, transferencias, biopsias…🍀💖🍀💖🍀💖🍀💖Llenad de positivos el mes de Noviembre y de alegría los corazones de la infertilpandy💕💕💕!

Un millón de besos 😘😘😘😘

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s