Manolito y el lacito

Queridas amigas:

¡Qué pena que la obsolescencia programada no se extienda a la mentalidad arcaica, prepotente y acomplejada de algunos sujetos!

Sí, hoy empiezo fuerte. Yo no tengo una atalaya para gritar al mundo mi pensamiento a golpe de ondas de radio, pero tengo mi humilde blog para expresar mi opinión cuando algo me parece indignante, bajuno y vergonzoso.

Hace un par de días, según cuentan, un locutor de radio, me cuesta llamarle periodista, hizo la típica broma carente de toda gracia, pero que algunos como él encuentran hilarante porque se sustenta en su pretendida superioridad fértil frente a la nuestra. Al locutor lo llamaremos Manolito, para preservar su intimidad. Su honor ya se encarga él de dejarlo por los suelos.

Manolito soltó algo así como: «A ver, no sé… Yo tengo 3 hijos. A ver, no sé… Al que quiera le regalo uno».

Esto en referencia a una noticia que se hacía eco del descenso en la calidad espermática en los últimos cincuenta años.

Podría decir que, cuando ante una noticia sobre infertilidad tienes que recalcar tu fertilidad probada, lo que estás demostrando es una falta de empatía total hacia un colectivo que padece una enfermedad, reconocida como tal por la OMS. Se deduce también, sin hacer mucho esfuerzo, la ignorancia y cierta  incompetencia como padre. Se puede ser infértil y tener hijos, pero me pregunto qué pensarán esos hijos al saber que a su padre le parece gracioso bromear sobre regalarlos. Y por último, me atrevería a vislumbrar cierto complejo de inferioridad… Nadie ante una noticia sobre alopecia dice «A ver, no sé… Pero yo tengo un melenón» salvo que le queden cuatro pelos mal puestos en la cabeza.

Si te encuentras con una persona a quien le falta una pierna, no le dices: «A ver, no se… Pues yo tengo dos. A ver, no sé… Al que quiera le regalo una».

Esto que es tan sencillo de explicar, se vuelve incomprensible para algunos cuando se trata de infertilidad. Parecen querer ver detrás de cada una de nuestras patologías una disminución de nuestras capacidades como personas y, por ende, una condición de inferioridad que, en ocasiones quizás por estupidez e ignorancia, hacen extensible desde el ámbito reproductivo hasta el sexual. 

Amigo Manolito, tener más hijos no significa ser más machote ni más hombre, ni implica que esos tres quiquis que te presumimos fueran la consagración del Nirvana terrenal para tu pareja.

Hasta aquí una puede pensar: Manolito es mi primo, mi tío, mi vecino del quinto… Porque sabemos lo habituales que son estas bromas y lo poco conscientes que hemos sido absolutamente todos de lo desafortunadas que son. Y la cosa no tendría más repercusión si no fuera porque nuestro amigo Manolito, en vez de disculparse, subió un meme muy desafortunado como contestación a una crítica constructiva.  Entiendo que él sentía que sólo había expresado su opinión y estaba en su derecho… Pero, amigo, seguro que no haces bromas con otros colectivos que padecen otras enfermedades. Quizás te sorprenderías si supieras que, algunas veces, la infertilidad es la consecuencia de haber padecido un cáncer.

Aquí el meme en cuestión

Como aquello se le antojó insuficiente, comenzó a bloquear a nuestras compañeras. Tengo que decir que a mí no. Yo, que me conozco ya un poquito Twitter y mi tensión alta, no le quise dar el gustazo y me lo di yo de bloquearle antes. Pequeños placeres al alcance de un dedo.

Manolito, Lolo para los amigos, no estaba conforme. Aún necesitaba más, porque había recibido un grave ataque a su libertad de expresión. Fue entonces cuando publicó en su Instagram «Hay días en los que soy taaan fan de Darwin…», haciendo clara referencia a la selección natural y dejando constancia de su baja calaña y carencia total de autocrítica, empatía y sentimientos en general.

Lolito, eso sí que no me lo esperaba, machote.

Aquí la publicación en Instagram

Manolito es uno más de tantos, quizás por eso su chascarrillo le parece gracioso y carente de revisión autocrítica. El problema es que Manolo habla cada día para miles de personas, que reciben de él el mismo mensaje que él tiene interiorizado. La infertilidad es un motivo de chanza, burla y menosprecio porque afecta a sujetos inferiores. La naturaleza hace su selección natural impidiéndonos la reproducción. Evidentemente, él es superior porque la naturaleza, sabia ella, le reproduce, prácticamente, por esporas.

No sé a vosotras, pero a mí esto me suena a raza aria, Mengele y a estupidez supina.

La infertilidad es un tabú (la masculina aún más ) y está llena de estigmas y los Manolitos, que andan sueltos por el mundo, no contribuyen a que deje de ser así, sino todo lo contrario.

Por cada comentario que hace, una buena parte de sus oyentes normalizará e interiorizara inconscientemente su argumentario. Y, aproximadamente, un 15% sentirá vergüenza ajena, porque ese es el porcentaje que sumamos en el total de la población. De ese 15%, muchos se esconderán y no confesarán su infertilidad a nadie, para no recibir ese tipo de respuestas desafortunadas y dolorosas. Algunos, muchos, interiorizaran también ese sentimiento de inferioridad e incapacidad.

La infertilidad es una enfermedad solitaria, de tragarte las lágrimas mientras te pinchas la medicación y no poder contarle a nadie que cancelaste aquel viaje porque estabas en tu casa sufriendo un aborto. Porque detrás de la burla que tanta gracia hace, hay operaciones, biopsias, pinchazos, enfermedades graves, abortos, dolor físico, lágrimas y un alma que se rompe a pedazos en silencio. Un silencio impuesto por la incompresión y el desprecio de buena parte de la sociedad y respaldado, amparado y propiciado por personas como Manolito.

Hoy le doy las gracias, porque su metedura de pata y posterior obcecación y enrocamiemto en su postura me dan la oportunidad de escribir de nuevo en mi blog. No le pediré que rectifique ni que se disculpe, aunque no estaría mal que se hiciera un lacito en la lengua y se la metiera por salva sea la parte.

A vosotras, compañeras y amigas del alma, os deseo que la ciencia siga siendo lo sabia que no es la naturaleza ni Manolito, y os recompense pronto tanta lucha, sacrificio y lágrimas con ese pequeño tesoro que lleváis buscando tanto tiempo.

Mi infertilpandy querida, os quiero, os pienso, os siento y os deseo lo mejor.

Todo mi amor para vosotras y, en caso de tenerla, también para vuestras parejas 💗🤗

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s